Me gustan los autos. Sin embargo, no siempre es racional usarlo. Hay que tomar en cuenta lo que implica: el mantenerlo, el gastar en la gasolina más cara de Sudamérica para echarlo a andar, la búsqueda de estacionamiento, la velocidad promedio a la que se viaja en él realmente (si dividimos distancia entre tiempo, nos sorprenderemos de cuán lento solemos ir).

Me gustan los trenes subterráneos y no subterráneos de Hong Kong (no tengo otros referentes): limpios, rápidos, eficientes energéticamente (al ser, como en muchos lados, eléctricos). Me gustaría que Lima y otras ciudades del Perú tuvieran un sistema de transporte parecido. Por ahora habrá que esperar algunos años (¿generaciones?) hasta que se vuelvan realidad.

Este blog nace a partir de un redescubrimiento personal de ir en bicicleta. Hacerlo implica una sensación de libertad (si bien también de vulnerabilidad por la falta de cultura e infraestructura adecuada -como estacionamientos-). Es también muy satisfactorio saber que uno se ejercita y contribuye a la salud propia.

Por otro lado, la bici implica un transporte sumamente económico, rápido (podemos llegar muchas veces antes que con otros medios, aunque sea difícil creerlo) y mantenerla es un asunto bastante transparente (a diferencia del mantenimiento del automóvil, que implica que seamos fácilmente estafados por los mecánicos, como he podido comprobar con amargura varias veces en carne propia).

“La Bicla de JimJomJum” no tiene otro fin que compartir un genuino interés (y contagiarlo) por la movilidad urbana racional que se traduce en muchos casos en el uso de una máquina amigable, muy simple y eficiente de dos ruedas. La idea es hablar (y/o discutir a través de los comentarios de los visitantes) sobre el tema de manera relajada y con amplia libertad para opinar o divulgar información.

Es importante resaltar que no hay ningún interés económico velado en lo que se escribe en cada nota (no se recibe contraprestación alguna por redactarla).

Son bienvenidas las sugerencias de contenidos o cualquier otro aporte pertinente.

Sin más en particular, no queda más que decir: “happy pedaling!”. 😀

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube