Ya habíamos tratado en notas anteriores sobre algunos sistemas de alquiler de bicicletas para el transporte urbano no recreacional (como “Bixi“, “Bicing“, o “B-cycle“). Sin embargo, hay un sistema en Holanda que ofrece lo mismo con una llamativa diferencia.

Bikedispenser funciona desde 2007 tomando como modelo a la máquina expendedora (“vending machine”), a la que conocemos bien por haber comprado en ella alguna vez una gaseosa o un café, luego de insertar una moneda. Es decir, basta con acercarse con una tarjeta a un aparato y presionar un botón. Una compuerta se abrirá y se nos entregará una cómoda bicicleta (al parecer, el sistema trabaja con dos modelos: uno ortodoxo y otro que recuerda más bien a las plegables, sin serlo).

¿Cuáles son las ventajas? Entre otras, una bici lista para usar a pesar de las condiciones climáticas (lluvia, por ejemplo) y menor probabilidad a recibir una en mal estado (porque al no estar expuesta, no es presa fácil del vandalismo).

Sin duda alguna, las novedades relacionadas al mundo de la humilde bicicleta no dejarán de entusiasmarnos.

En el video a continuación se puede apreciar el funcionamiento de la máquina expendedora (que entrega la bicicleta de diseño más ortodoxo):

Crédito de video: Bikedispenser.

Crédito de foto: Fietsberaad.

 

Artículos relacionados:


No al plagio
“La Bicla de JimJomJum” reconoce los créditos de las fotos, videos y textos obtenidos de otras fuentes. Todo el resto constituye material obtenido por él mismo o redactado de manera original. Por eso, si copias algo total o parcialmente de este sitio debes citarlo (escribiendo algo como “tomado de biclajimjomjum.com”). ¡Gracias por hacerlo!


  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube